28/7/11

Crónica del 4º Salón del Manga

Hoy, jueves, habrán pasado ocho días desde que dio inicio el IV Salón del Manga de Tenerife. Y tras tomarme mi tiempo para recuperarme de la experiencia, paso a contaros que tal me fue este año y como vi el panorama en general.


-----------------------
Miércoles 20 de Julio

Primer día, entrada a las 9:00 de la mañana... y total para que desde megafonía nos avisaran de que el Salón abriría sus puertas a la 12:00. ¡A las doce señores! Desde mi puesto en el stand del Árbol Blanco no podía dejar de pensar en la larga cola, que a cada minuto iba aumentando de tamaño, con la gente cada vez más ansiosa por entrar. Aún así, ese tiempo de espera estaba justificado ya que algunos stand, incluído el del Árbol, aún estaban colocando mercancía.

Bien, pues da comienzo el salón y como no, la gente entra en tropel, mirando con ávidos ojos el diverso merchandising, los comics y mangas, figuras, juegos y demás parafernalia que llenaban las estanterías y vitrinas de los stands. Consciente de que ya no podría parar en todo el día ya que la hora de comer se había juntado miserablemente con la de la acción, decidí estrenar la mañana con un Dominion ligerito. ¿Ligerito? Eso si hablamos de cada partida por separado pero es que en todo el día no hice otra cosa salvo jugar al jueguito de marras. Pero oye, me divertí un montón aunque jugara chorropotocientas veces. Hasta un chico, llamado Iñaki, me dió su número de telefóno para que le avisara si estaba libre para así seguir jugando xD

Pues nada, en mi descanso me di una vueltita a ver que se cocía por ahí. Me vi a viejos conocidos pero la mayor sorpresa fue ver a Manolo, el dueño de la, ahora extinta, Forja Rúnica. Y es que al parecer, harto de algunos rollos, Manolo decidió cerrar la tienda y se ha puesto manos a la obra a liquidar mercancía así que, aprovechando, fiché un Pandemic que estaba rondando por ahí, una caja de Demonios de Hell Dorado y la expansión "Growing Hunger" del LNoE. Sabía que, al menos el Pandemic no pasaba de mañana.

En fin, por lo demás el día un poco monotemático pero bastante satisfactorio. La única nota mala, que se mantendrá durante todo el Salón, es que el stand era mucho más pequeño que el del año pasado y sólo se disponía de una mesa para jugar y pocas sillas. Pero en general, la TLP le comió espacio a todo el mundo salvo a Krypton Comics y a la Comic-Sería (principales cabecillas del evento).

Para los siguientes días empezaríamos a las 10:00 y terminaríamos a las 21:00. ¡Vuelta intentando desconectar todo lo posible!

-----------------------
Jueves 21 de Julio

Para no acabar con una intoxicación del Dominion, empecé la mañana del jueves con el Magestorm (previa compra del Pandemic, jejeje). Y no tardó en aparecer un chaval, llamado Eloy, que resultó ser el hermano de Miguel, uno de los chicos que más jugó conmigo en el anterior Salón del Manga. Como me sentía con ganas y el chaval tenía tiempo, le expliqué un poco más que la mecánica y le comenté lo poco que venía de trasfondo en el juego. Empezamos con el primer escenario, él con humanos y yo con elfos. La partida estuvo bien, Eloy se dio cuenta enseguida que en el bosque estaba llevando las de perder asi que empezó a desviar a sus unidades y se limitó a acribillarme con el mago de fuego. Afortunadamente, reaccioné a tiempo y saqué algunas unidades de mis bosques mientras lanzaba bandadas de cuervos para debilitar a mi oponente. Al final quedamos en un empate justito por mi parte y el chaval, pues contento que quedó.

Luego se pasó otro chico que más o menos fue una constante en los días venideros pero no me acuerdo de su nombre (lo siento >_<) Él también se echó un Magestorm (mismo escenario, misma raza por mi parte) y perdí miserablemente. Ni siquiera llegamos al último turno ya que matemáticamente el tiempo no me alcanzaba para recortar la diferencia de bajas que me había hecho (me sacaba el doble). Asi que quedó en un jaque mate en toda regla.

Bueno, después de las batallitas decidí sacar de nuevo el Dominion cuando comprobé horrorizado como la caja del Magestorm se había estropeado (de forma bastante fea para un servidor) por una de las esquinas. Resoplando y refunfuñando lo guardé todo y le hice un apaño a la caja con cinta adhesiva que no quedó nada mal pero aún así ya me jode tener la caja estropeada cuando el juego es tan nuevo, en fin.

No tardó en aparecer gente interesada en el Dominion, así que tras unas partiditas me tomé mi descanso. Cuando volví al stand, me encontré con que Jorge (el dueño del Árbol Blanco) estaba enseñando jugar a Magic a una chica, y me encargó la tarea de llevar a cabo durante los días que quedaban de Salón (a partir de las 17:00) un taller de iniciación. Bien, estaba bastante oxidado en materia magickera pero lo que son las reglas básicas y el planteamiento del juego me lo sabía perfectamente, así que me puse manos a la obra y enseñé a todo aquel que pasara con ganas de aprender (que no fueron pocos).

Tras este día ya empezaba a notar síntomas de cansancio.


-----------------------
Viernes 22 de Julio

¡Siguiente día! El viernes estaba contento ya que mi novia me había dicho que sería el único día en el que se podría pasar. Todo un alivio ya que con ella tenía por seguro que descansaría de Magic y de Dominion. Como me sentía con ganas, decidí desempolvar el Marvel Heroes y confiar en el resumen que tenía preparado de la vez anterior. Y la verdad es que no fue nada mal, se apuntó Eloy, Sergio (el novio de una mi mejor amiga) y yo. Mi novia se quedó por fuera al comprobar que faltaba la tarjeta del archivillano Red Skull y ya que había probado el juego anteriormente decidió ceder el sitio. De todas formas, Sergio tuvo que abandonar el juego cuando lo vinieron a buscar para ir a almorzar en grupo así que finalmente se pudo unir mi novia.

No recuerdo con exactitud que hice después de jugar a los supers... un Águila Roja no pudo ser, ni tampoco un Dominion, ni un Magestorm. Asi que creo que lo que hice fue irme a comer con mi novia al McDonalds y después de eso... taller de Magic.

Mientras realizaba el taller se pasaron algunos conocidos a los que hacía tiempo que no veía y además, un colega se pilló el Luna Llena y el Dungeon Quest de FFG (juegos nuevos para la ludoteca del grupo *_*)


-----------------------
Sábado 23 de Julio

Sinceramente, tampoco recuerdo muy bien que fue lo que hice este día. Creo que ya empezaba a verlo todo en maná de colores xD Lo único que os puedo decir con claridad es que seguí con el taller de Magic de 17:00 a 21:00. Y estoy casi, casi convencido de que fue el único día en que pude sacar las cartas de Águila Roja para enseñarles a tres personas que se pasaron por la mañana.

Eso sí, como anecdota personal me quedo con un niño repelente que con seguridad provocó en más de uno las ganas de cruzarle la cara.


-----------------------
Domingo 24 de Julio

Durante el último día sabía que iba a tener la visita de dos amigos míos, así que mientras esperaba a que aparecieran saque el Dominion que tan buenos resultados había dado y me eché un par de partiditas hasta que se juntaron Eloy y mis dos colegas justo a tiempo para echarnos un Marvel Heroes. La partida salió bien y el juego convenció aunque no entusiasmó a mis amigos así que como Eloy se tenía que ir para ver a su hermano participar en el concurso de cosplay optamos por montar el Pandemic. Nos echamos tres partidas seguidas ya que probablemente, por culpa de barajar al trancazo, las dos primeras fueron un desastre total al producirse epidemias cada dos por tres. Bueno, pues la tercera partida, que nos estaba saliendo bastante bien, tuve que cortarla por que eran las 17:00 y había unos cuantos esperando para el taller de Magic.

Y nada, desde las cinco hasta las ocho y algo echando partidas hasta que se agotaron los mazos de presentación. Apenas pude levantarme de mi sitio y no comí en todo el día hasta llegar a casa. Eso sí, me pasé por el stand de Forja Rúnica y vi que había rebajado los juegos de tablero hasta en un 50% asi que ni me lo pensé, saqué el dinero que me había dado Jorge en pago por mis servicios y le compré a mi novia la expansión grande del LNoE y a un amigo el starter de Hell Dorado de demonios.

A última hora se pasaron uno de los grupos de chicos a los que había enseñado a jugar y que más cartas se habían comprado después de eso. ¿Y para qué? Pues para sacarse una foto conmigo de recuerdo y en agradecimiento por haberles hecho de tutor magickero. Todo un halago ^^

Por otro lado, se implantó una coña que se generalizó por todo el salón y duró desde el principio hasta el final del día. Dicha coña fue la de gritar "¿¡Alan!?" de forma continuada... ¿Qué razón tiene esto? Ok, mirad este video:





Y bien, realmente eso ha sido todo. Como nota final diré que me quedé hasta las once ayudando a recoger el stand después de que el salón cerrara sus puertas ¡y aún no había comido! Pero oye, si hago esto es por que realmente lo disfruto asi que debe ser que soy algo masoquilla xDDD

La gente que pasó por el stand fue en líneas generales maravillosa, muchas risas, muchas ganas de jugar ¡y creo que no conseguí aburrir a nadie! Entre los stands había bastante colegueo pero me quede con las ganas de jugar a algo con los chicos de Comics y Mazmorras. Es probable que si las circunstancias lo permiten vuelva a repetir el proximo año, asi que a todos los que leen este blog y se han pasado por el salón. ¡Espero veros por allí dentro de un añito!

PD: Siento no tener fotos del evento, apenas pude despegarme de la silla. Intentaré actualizar la entrada en cuanto caiga alguna foto en mis manos.
Publicar un comentario en la entrada