14/7/10

Keltis - El Camino de las Piedras

Segundo juego de tablero de los que voy a "presentar" en el 3º Salón del Manga. Disfrutad.





FICHA TÉCNICA
-Diseñado por: Reiner Knizia
-Publicado por: Kosmos (GER) [2008] / Devir (ES)
-Precio: 30€
-Categoría: Básico
-Jugadores: 2-4
-Duración estimada: 30 mins.

-Ranking en la BGG: 602
-Web: Página de Devir

Bueno, para empezar el Keltis es un juego en la línea del Sr. Knizia, o sea, sistema basado en números y colores y de fácil aprendizaje.

El juego en sí se compone de una baraja de cartas de cinco palos (diferenciada por colores y símbolos de estética celta) y que tienen valores del cero al diez. Luego hay indicadores en forma de trébol de cuatro hojas, y de cuatro colores diferentes, con un juego de fichas de madera cada uno y acorde al color del indicador que serviran a cada jugador para indicar su avance por el camino de piedras. Por último, el juego contiene una serie de marcadores divididos en tres tipos que añaden cierta aleatoriedad a la hora de preparar el juego.

El objetivo consiste en jugar las cartas que tengas en mano haciendo avanzar tus piezas desde el punto de inicio hasta intentar llegar al final de los caminos de piedra y con ello intentando ganar más puntos que el resto. El juego finaliza cuando cinco de las fichas de cualquier jugador llegan al tramo final del tablero que consiste en las tres últimas piedras de cada camino.

Cuando juegas una carta, harás avanzar una ficha por el camino correspondiente al palo de la carta que has jugado. ¡Pero ojo! cuando juegues una segunda carta del mismo palo que sea mayor o inferior al número inicialmente jugado, tendrás que jugar las siguientes cartas en el mismo orden, ya sea ascendente o descendente que has marcado con esa segunda carta.

Ejemplo: Juego un 7 del camino amarillo, avanzo mi ficha. La siguiente vez juego un 5 amarillo y vuelvo a avanzar la ficha. Bien, pues a partir de ahora, sólo podre jugar cartas con un valor de 5 o inferior. Si hubiera lanzado un 8 amarillo, tan sólo podría seguir jugando, en ese camino, cartas de un valor de 8 o superior.

Pero mientras avanzamos por los caminos de piedra nos podemos encontrar con diversos marcadores que nos permitirán aumentar nuestra puntuación o avanzar gratuitamente una de nuestras fichas.



Y, en definitiva, eso es todo. Como véis el juego es sencillísimo de aprender y tiene un cierto componente estratégico que lo hace atractivo para jugar con la familia o con los amigos, sin que requiera de excesivo tiempo para terminarlo y mucho menos para montarlo. El único cuidado que hay que tener con los otros jugadores en cuando tomas la decisión de descartarte, en la que si no te fijas, puedes regalarle una carta que el rival esperaba y que no dudará en robar en cuanto pueda.

Y, como buen eurogame, la ambientación del juego es totalmente secundaria y el rollito celta apenas está reflejado más que por los iconos correspondientes a cada camino y los tréboles.

De hecho el planteamiento del juego es fácilmente aplicable a una baraja convencional y eso me ha llevado a pensar en un pequeño rediseño para jugarlo con baraja española o de póker siguiendo estos pasos:
  • En vez de 5 caminos de piedra, habrá 4 (uno por cada palo, ya sean bastos, espadas, copas y espadas o picas, tréboles, corazones o diamantes)
  • El mazo de los jugadores consiste en cartas desde el As/1 hasta el 10.
  • Las cartas de Joker, Q y K (sota, caballo y rey) sustituyen a los tréboles amarillos, las fichas de piedra de deseo y fichas de puntos respectivamente.
Si llego a algún puerto con esto no os preocupéis que aparecerá tanto en esta entrada como en una nueva.

  • Azar: 4
  • Ambientación: 1
  • Complejidad: 3
  • Componentes: 3,5
  • Interacción: 1
  • Reglamento: 1+
Consulta aquí el criterio de valoración que sigo para analizar los juegos de tablero.
Publicar un comentario en la entrada