8/9/08

Ambientaciones especializadas

Saludos a todos.
Llevo tiempo dándole vueltas a los motivos que impulsan a un juego de rol hasta hacerse un gran hueco entre la afición. Después de cavilar varias veces acerca de esto he llegado a algunas conclusiones acerca del marketing y demás parafernalia con la que no quiero expandirme ahora. Con lo que quiero centrarme en con el éxito o fracaso de las ambientaciones.

En primer lugar diferenciaré, según mis percepciones, entre las ambientaciones especializadas y las genéricas (hay algunas que están a caballo entre estas dos categorías y las consideraría mixtas)

Las ambientaciones especializadas son aquellas que centran su atención en temas, épocas y/o culturas específicas. Por ejemplo: La Leyenda de los 5 anillos y Qin (japón y china), 7º Mar (Europa ilustrada), Arcana Mundi (Roma imperial, aunque el imperio es tan grande que abarca países muy dispares), adiós mi Praga (Praga en la II GM)...

Las ambientaciones genéricas son aquellas que amplían sus fronteras y pueden tratar temas, épocas y/o culturas dispares entre sí. Por ejemplo: Gaïa (la ambientación de Anima, que abarca países de cultura occidental, oriental, precolombinas, medieval, ilustrada...) Reinos Olvidados (prácticamente como la anterior) o MdT (que engloba todo el planeta Tierra, desde la antigüedad hasta la actualidad, teniendo manuales específicos para la Edad Oscura y la Época Victoriana. Aunque tomando estos libros de forma independiente los consideraría ambientaciones especializadas)

El caso es ¿Tienen más éxito las ambientaciones especializadas o las genéricas?

En mi caso, me gusta mucho la ambientación de Anima, entre otras cosas, por la libertad de historias que permite. Si quiero una historia de samurais la puedo hacer en Lannet; si quiero una historia entre burgueses ilustrados la puedo hacer en Gabriel; si quiero una historia de caballeros puedo hacerla en Bellafonte... y así podría seguir un rato. Pero por otro lado sé que encontraré mejor material para una historia de samurais en L5A, mejor material de un mundo de capa y espada en 7º Mar y mejor material para una historia de nobleza y caballería en Juego de Tronos.
Pero para ello tendría que adquirir cada uno de esos libros lo cuál es un desembolso importante.

Creo que la posibilidad de que una ambientación sea reutilizable de muchas formas influye bastante en si el juego perdurará en las mesas o no. Por supuesto también influye el sistema y supongo que esa es una de las razones por las que a la mayoría de la gente no le gusta que un mismo sistema sea usado en juegos muy dispares (por ejemplo el sistema d20 para Cthulhu)

Podría darle la vuelta a la tortilla y preguntar por los sistemas ¿preferís que el sistema sea inseparable de la ambientación? O por el contrario ¿preferís un sistema genérico que se adapte, sin mucho esfuerzo, a mundos dispares?

En fins, personalmente creo que las ambientaciones especializadas (con sus sistemas específicos) son obviamente mejores, dada su concepción, para tratar temas específicos. Pero su propia especialización las limita y las condena a ser aparcadas después de haberlas jugado varias veces (a mi me terminaría aburriendo Rokugan si no me tomo un descanso de vez en cuando) lo que obliga a autores y editores a ampliar con suplementos la ambientación o a incluir recursos en el libro básico que den pie a ampliaciones futuras (como hace Polaris cuando menciona las tierras del sur). Por otro lado, pienso que las ambientaciones genéricas, que parten con una mayor amplitud de miras, perduraran más dadas sus posibilidades, aunque requerirá un poco de trabajo de documentación por parte del DJ y los jugadores.
Publicar un comentario